CREEX destaca el crecimiento del sector turístico extremeño y reclama acciones inmediatas para aprovechar todo el potencial

turismo extremadura

Extremadura superó el pasado año su quinto récord consecutivo en materia turística tal y como apuntan indicadores claves que afectan a la rentabilidad de las empresas, las pernoctaciones y el empleo. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las pernoctaciones totales en la región en 2019, llegaron a 3.580.372, lo que supuso un aumento del 4,26% respecto a 2018. En los últimos cinco años se ha producido un incremento muy significativo en el número de pernoctaciones totales pasando de 2.746.586 en el año 2014 a 3.580.372 en 2019, lo que representa un 30,36% más.

 
De las 3.580.372 pernoctaciones de 2019, corresponden al segmento hotelero 2.520.939, un 70,41%; a los alojamientos rurales 490.949 (13,71%); a los campings 293.403 (8,19%); a los apartamentos turísticos un total de 236.494 (6,60%), y por último, los albergues con 38.587 (1,07%).
 
Respecto al empleo en 2019, según los datos del INE, en Extremadura se alcanzaron un total de 25.716 empleados de media intermensual, con una subida del 2,82% durante el año 2019. En cuatro meses de 2019, de mayo a agosto, el turismo dio trabajo a más de 27.000 personas, alcanzando su máximo en agosto con 28.364 empleados.
 
A la vista de estos datos, la Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) ha destacado el “gran potencial de crecimiento” que aún tiene el sector turístico en la región, que por sus condiciones naturales, culturales y patrimoniales puede aprovechar el auge del turismo de interior.
 
Para ello, el secretario general de la CREEX, Javier Peinado, ha reclamado, en primer lugar, que se acometan sin más dilación las inversiones pendientes en infraestructuras de transporte, “puesto que una red ferroviaria como la que sufrimos y unas comunicaciones aéreas continuamente ‘en el aire’ por no disponer de sistemas antiniebla, desincentivan el turismo de manera importante”.
 
Asimismo, ha abogado por un gran pacto de colaboración entre el sector público y el privado que permita acometer cuestiones como la modernización y digitalización del sector, una estrategia de promoción más eficiente y no tan fragmentada como ahora, la homogeneización de la oferta e incentivos para impulsar el turismo experiencial y las actividades complementarias.
 
“Tenemos la materia prima para convertirnos en destino de referencia, pero hace falta un compromiso para posibilitar la inversión en nuevas tecnologías, controlar los costes laborales, facilitar la llegada de viajeros, darnos a conocer en el exterior y captar al turista en busca de experiencias únicas”, ha explicado Peinado, para añadir: “si lo logramos, podemos ir rompiendo la estacionalidad y crear más empleo y más estable, y también incrementar notablemente la cifra de turistas, con gran repercusión en zonas rurales, lo que podría ser una ayuda complementaria para frenar la despoblación·.
 
TERRITORIOS
El objetivo que marcado por el sector turístico y las instituciones autonómicas es alcanzar las dos noches por viajero en un escenario nacional de bajada de la estancia media. Según los datos oficiales del INE de 2018, trabajados por la Universidad de Extremadura, en el marco del convenio de inteligencia turística que tiene firmado con la Dirección General de Turismo, la estancia media en la región fue de 1,85 noches por viajero. Hay que destacar que cinco territorios turísticos ya alcanzaron el objetivo.
 
Encabeza este ranking el Valle del Ambroz-Tierras de Granadilla con 2,89 noches por viajero, el Valle del Jerte-La Vera con 2,49 noches por viajero, en tercer lugar, Tierra de Barros-Zafra con 2,19 noches por viajero, Sierra de Gata, Las Hurdes-Valle del Alagón ocupan el cuarto lugar con 2,10 noches por viajero y por último en quinto lugar la Reserva de la Biosfera de Monfragüe con 2 noches por viajero.
 
Seis destinos turísticos están por debajo de las dos noches por viajero. La Siberia, La Serena, Campiña Sur con 1,84 noches por viajero (en la media regional), Tajo Internacional, Sierra de San Pedro con 1,76 noches por viajero, Trujillo, Miajadas-Montánchez con 1,72 noches por viajero, Alqueva, Sierra Sur Oeste, Tentudía y Vegas del Guadiana con 1,69, cierra el Geoparque Villuercas-Ibores-Jara con 1,67 noches por viajero.
 
Con respecto a las cuatro ciudades más turísticas de Extremadura, todas están por debajo de la media regional y lejos de las dos noches por viajero. Encabeza Plasencia con 1,74 noches por viajero, Cáceres y Badajoz con 1,62 noches por viajero y cierra Mérida con 1,48 noches por viajero.
 
Por zonas turísticas la estancia media es la siguiente: Plasencia-Norte de Extremadura con 2,35 noches por viajero, supera el objetivo marcado de dos noches, Zafra-Sur de Extremadura con 1,96 prácticamente alcanza el objetivo y quedan lejos Cáceres y entorno con 1,65 noches por viajero y Mérida, Badajoz y entorno con 1,64 noches por viajero.
 
El objetivo de la estancia media fue abordado en el último Consejo de Turismo de Extremadura celebrado el pasado mes de diciembre y en reuniones específicas con los responsables de turismo de los ayuntamientos de las cuatro ciudades más turísticas de la región, buscando acciones y compromisos que alarguen la estancia del viajero y se pueda alcanzar el objetivo fijado, dos noches por viajero de media regional.

 

Imprimir