CREEX muestra su preocupación por la revisión a la baja de las previsiones de CEOE sobre el crecimiento económico para 2020

 
dinero
La CREEX ha mostrado su preocupación por la revisión a la baja de las previsiones de crecimiento económico de CEOE, que estima que el PIB crezca hasta el 1,5% este año. En 2021 se prolongará el proceso de desaceleración, aunque a un ritmo más moderado, con un crecimiento del 1,4%.
 
El componente del PIB que registrará un menor dinamismo respecto a 2019 será la inversión de bienes de equipo, debido a la incertidumbre existente, sobre todo la procedente del ámbito interno.
 
El consumo privado mantendrá su ritmo de crecimiento en el entorno del 1%, que son las tasas más bajas desde que se inició el periodo de recuperación.
 
Este escenario influirá en el mercado laboral, que seguirá creando empleo, pero a tasas menos positivas que en años anteriores. También se verá condicionado por el aumento acumulado de los costes laborales, con especial repercusión en algunos colectivos o sectores intensivos en mano de obra, como ya se puso de manifiesto en 2019.
 
No hay presiones inflacionistas en la economía española. En 2020, la inflación media podría situarse en el 0,8%, y en 2021 podría repuntar levemente hasta el 1,1%, todo ello si no hay sorpresas negativas en los precios de la energía.
 
La capacidad de financiación de la economía se prolongará dos años más, acumulando ocho años positivos de superávit.
 
El menor compromiso del Gobierno con la consolidación fiscal en un escenario de pérdida de dinamismo económico nos ha llevado a aumentar la previsión de déficit público, que será superior al -2% del PIB en todo el horizonte de previsión.
 

Imprimir