Las exportaciones extremeñas rondaron los 2.000 millones de euros entre enero y noviembre, lo que CREEX considera “positivo pero insuficiente”

port 675552 640
Las empresas extremeñas exportaron entre enero y noviembre de 2019 por importe de 1.958 millones de euros, un 4,2% más que las del mismo período de 2018, un período en el que el importe de las importaciones fue de 1.273,4 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual del 6,5%.
 
Según los datos del Instituto de Estadística de Extremadura (IEEX), el saldo comercial de Extremadura en ese período fue 684,6 millones de euros, y supone casi tres puntos sobre la media nacional respecto al crecimiento de las exportaciones y seis veces más en el caso de las importaciones.
 
Desde la Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) se ha valorado este comportamiento como “positivo pero insuficiente”, ya que, según ha indicado Javier Peinado, secretario general de la CREEX “la exportación apenas supera el 10% del PIB y está condicionada a sectores muy específicos, vinculados a la agricultura y la ganadería, y a mercados muy concretos, la UE, que absorbe el 80% de nuestras ventas”.
 
A juicio de Peinado, trabas como las deficientes infraestructuras de transporte o el propio tamaño de las empresas extremeñas son evidentes y tienen un impacto notable. “Es muy difícil sacar mercancías, o que inversores foráneos se interesen por una región con tan malas comunicaciones”, ha comentado, para añadir: “seguimos dependiendo de sectores como el alimentario, que copa la mitad de nuestras ventas, y de mercados como nuestros vecinos portugueses, que absorben un tercio de lo que se exporta”.
 
Por ello, el dirigente de la organización más representativa del empresariado extremeño ha reclamado “una estrategia integral, que contemple tanto la mejora de las comunicaciones y el transporte como los aspectos logísticos y el acceso a nuevos mercados, la diversificación de los destinos, porque, pese a los incrementos, la tasa de apertura de la economía extremeña es aún un tercio de la media nacional, y se necesita un impulso mucho más eficaz”.
 
Las reservas del secretario general de la CREEX vienen avaladas por datos como que el 77,5% de las exportaciones extremeñas se concentra en los sectores de “Alimentos”, cuyas ventas fueron de 983,7 millones de euros, y “Semimanufacturas”, que se situó en 535 millones. Presentando un crecimiento anual del 7,5% y del 6,4%, respectivamente.
 
Entre los demás sectores destaca el aumento de las exportaciones de “Otras mercancias” (25,1%), “Bienes de equipo” (24,9%) y “Bienes de consumo duradero” (11,5%) y la reducción en “Manufacturas de consumo” (-36%), “Productos energéticos” (-14,9%) y “Sector automóvil” (-11,2%).
 
Con respecto al ránking de países, los principales clientes habituales, se observa un aumento de las exportaciones a Reino Unido (17,1%), Francia (7,8%), Alemania (7,2%) e Italia (5,5%), mientras que se reducen a Portugal (-9%).
 
En lo referente a las importaciones, el 40,6% (517,2 millones de euros) corresponde a “Bienes de equipo”, que crecen un 61,4% con respecto a 2018.
 
Entre los sectores que más incrementaron las importaciones se encuentran: “Otras mercancías” (22,8%), y “Semimanufacturas” (11%). Por otro lado, se reducen las importaciones de “Manufacturas de consumo” (-69,2%), “Materias primas” (-16,8%) y “Sector automóvil” (-10%).
 
Por países, Portugal encabeza el ránking de las importaciones con 331,5 millones de euros, seguido de Alemania con 242 millones y Países Bajos con 176,9 millones de euros.
 
En relación con el año anterior han aumentado las compras a Alemania (113,8%), China (42,3%) y Países Bajos (23,7%), mientras se han reducido a Portugal (-27,1%) y a Polonia (-0,5%).

Imprimir