CEPYME celebra el mantenimiento de la cuota mínima garantizada para formación a las “microempresas”

El Comité Ejecutivo de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), que se ha reunido esta semana en Madrid bajo la presidencia de Jesús Terciado Valls, ha valorado muy positivamente que los grupos parlamentarios del Senado hayan respaldado una enmienda de CiU —presentada a petición de esta Confederación—, por la que se garantiza el crédito de bonificación de 420 euros anuales para financiar la formación profesional por el empleo en las empresas de uno a cinco trabajadores.

Sin embargo, el Comité Ejecutivo ha expresado su rechazo por la aprobación de una enmienda del Partido Popular por la que se eliminaría las aportaciones del FOGASA al coste de los despidos objetivos y procedentes que realizan empresas con menos de 25 empleados, cuya cuantía equivale a ocho de los 20 días por año que se abonan como consecuencia de la rescisión de la relación laboral.

CEPYME considera que, de salir adelante esta enmienda, se suprimiría otro de los mecanismos de solidaridad pactados entre los agentes económicos y sociales, y sancionado por el Parlamento tras la aprobación del Estatuto de los Trabajadores. Una iniciativa que generaría un perjuicio —sobre todo en términos de competitividad— muy superior al ahorro que pudiera representar, justamente en unos momentos en los que las pymes deben desempeñar un papel esencial en el proceso de recuperación de la economía. Cabe recordar que el FOGASA ha financiado durante los dos últimos años, por este concepto, a casi 200.000 trabajadores de 110.000 pymes, con una aportación de unos 300 millones de euros anuales.


Imprimir