España se sitúa por encima de la media europea en la participación de las energías renovables en el consumo final bruto de energía

La Unión Europea se ha fijado el objetivo de que en 2020 las energías renovables representen un 20% del consumo final bruto de energía. Durante los últimos años se han producido progresos que han permitido situar el promedio de la UE-27 en un 12,5% en 2010, frente a un 9,9% en 2007.

Los países más avanzados en fuentes renovables son Suecia –con casi un 50% de renovables en el consumo final bruto de energía- así como Letonia y Finlandia, que se sitúan por encima del 32%, y Austria son un 30,1%. Portugal y Estonia superan el 24%, mientras que Dinamarca registra un 22%. Eslovenia y Lituania casi llegan al 20%. España figura en undécimo lugar de la UE-27 con una cifra del 13,8%, que nos sitúa claramente por encima del promedio. Desde el año 2007 hemos logrado avanzar, además, más de cuatro puntos porcentuales. Bulgaria y Francia también superan la media, mientras que los restantes 14 países de la UE se quedan por debajo.

Alemania registra un 11%, mientras que Italia, Eslovaquia, Polonia, Grecia y la República Checa se sitúan por encima del 9%. Irlanda y Bélgica están en torno al 5%. Los países con menor participación de energías renovables en el consumo final bruto de energía son Reino Unido (3,2%), Luxemburgo (2,8%) y Malta (0,4%).


Imprimir