CEOE reclama al Gobierno una nueva Ley de Formación tras el fracaso de la actual

congreso

El secretario general de la CREEX, Francisco Javier Peinado, participó ayer en la jornada de la Comisión de Secretarios Generales de organizaciones de CEOE, que se celebró en el Congreso de los Diputados y en la que se presentó Libro Blanco de la Formación.



"No contar con los empresarios en la gobernanza del sistema de Formación es como hacer una ley de prevención de riesgos forestales sin contar con los bomberos". Así de contundente se mostró en el Congreso de los Diputados el presidente de la Comisión de Formación de CEOE, José Antonio Sarriá, quien solicit una reforma de la Ley actual porque, a su juicio, ha fracasado.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, fue la encargada de clausurar la jornada que ha mantenido en el Congreso la Comisión de secretarios generales de organizaciones de CEOE, donde ha presentado el “Libro Blanco de CEOE sobre el sistema de Formación en el trabajo” a los diputados de la Comisión de Empleo y Seguridad Social. La jornada ha contado con las intervenciones de Ana Plaza, secretaria general de CEOE, y Josefa González Bayo, vicepresidenta segunda de la Comisión de Empleo y Seguridad Social, que presidió esta parte de la jornada.

Además de José Antonio Sarriá intervinieron en la jornada los diputados del Grupo Parlamentario Popular, Alfonso Candón; del Socialista, Rafael Simancas; de Unidos Podemos-En Comú Podem, Aina Vidal; de Ciudadanos, Sergio del Campo, y Carlos Campuzano del Grupo Parlamentario Mixto (PdeCat).

La CEOE aprovechó la presentación del Libro Blanco para pedir a los grupos parlamentarios que, antes de aprobar el reglamento, introduzcan cambios en la Ley de reforma de la formación para el empleo que le permita estar presente en la gobernanza del sistema, porque las empresas son las que conocen el perfil que debe tener el trabajador.

Sarría indicó que CEOE "no quiere volver a estar en ejecución de la formación, pero sí en la gobernanza". Asimismo, señaló que es necesario recuperar la reanualización de los fondos disponibles para formación, que han dado lugar a unos excedentes acumulados de unos 1.000 millones de euros desde 2012 y que la ley no permite que se apliquen para lo que se han recaudado en años posteriores.

La CEOE también quiere poder participar en las Comisiones Paritarias Sectoriales y avanzar en el marco de la negociación colectiva en asuntos de formación. El balance de los dos años de vigor de esta normativa "no ha sido satisfactorio" para la CEOE, porque se ha dado prioridad al control y seguimiento y ha olvidado que su objetivo debe ser las empresas y los trabajadores. "Se ha puesto el foco en el control y no en la formación real", ha añadido.

Para Sarría, "la Ley es muy reglamentista", por lo que es necesario introducir determinados cambios en ella antes de hacer el reglamento, una petición ante la que se a mostrado "abierto" el diputado socialista Rafael Simancas.

Para Simancas, la ley de formación para el empleo ha tenido una aplicación "frustrante" por lo que ha instado al Gobierno a destinar mayores partidas a ello porque "no podemos tener una formación de primera con recursos de tercera" y a establecer un mayor vínculo entre la formación reglada y la formación para el empleo.

Asimismo, pidió una coordinación entre la formación y los procesos selectivos y entre administraciones, una mayor participación de los agentes sociales y un mayor hincapié para facilitar el acceso a las pymes.

Añadió que si hay conclusiones sobre mejoras a introducir en la ley fruto del acuerdo entre los agentes sociales, promoverá una proposición de Ley para reformarla.

En el mismo sentido, el diputado de PdeCat Carles Campuzano se mostró "encantado" de modificar el marco legislativo vigente y ha recordado que ya se abstuvo en la aprobación de la ley porque se construyó "desde la desconfianza y la alarma social que determinados escándalos habían generado y se hizo desde la lógica del control".

Además, consideró que "no tiene sentido que las cuotas sirvan hoy para financiar la formación para los desempleados, que deberían salir de los Presupuestos Generales del Estado".

También mostró su apoyo a introducir cambios el diputado de Ciudadanos Sergio del Campo, que ha señalado que es necesario formar también a los empleadores, trabajadores autónomos y gestores de pymes, para que mejore la profesionalización de los trabajadores.

Sin embargo, indicó que patronal y sindicatos tienen un importante papel en el diseño y difusión de la formación, pero que deben ser los trabajadores los que decidan los aspectos que quieren cualificar mediante los cheques.

La diputada de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea Aina Vidal abogó por la adecuación de la formación a cada puesto de trabajo, ha resaltado la importancia de la participación de los agentes sociales y ha resaltado que ésta ha de ser un derecho en primer término.

El diputado popular Alfonso Candón también se mostró partidario de escuchar las propuestas y aportaciones de los agentes sociales.



Discurso de clausura de Ana Pastor

Durante su discurso, Ana Pastor apostó por impulsar la formación dentro de la compañía que permita la promoción interna y el ascenso profesional, porque es un incentivo para las personas. Pastor consideró que facilitar la transición y movilidad en el ámbito laboral es clave para propiciar el ascenso en la carrera profesional de los trabajadores.

Asimismo, la presidenta de la Cámara Baja valoró las propuestas de la patronal para mejorar el sistema de formación, porque identificar y definir las tendencias en mundo laboral y enfrentarse a desafíos es la clave. Consideró necesario establecer regulaciones y medidas que contribuyan al clima propicio para la creación de oportunidades, algo que ha recordado "se hace en esta Cámara".

Pastor señaló al desempleo juvenil como uno de los problemas a los que se enfrenta España y considerado necesario adoptar medidas para corregir las altas tasas, si bien ha indicado que le corresponde al sistema educativo afrontar el reto. En este sentido, indicó que los centros de formación profesional deberían tener más relevancia social, al estilo de Estados Unidos, porque eso evitaría que la sociedad se pierda muchos trabajadores que podrían haber tenido una orientación profesional diferente.

BUSCAR CONTENIDO

Plan de empleo  web

moviliza 22 de octubre TREN YA

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más sobre el uso que hacemos de las cookies, consulta nuestra Política de protección de datos. Acepto las cookies para esta web.